Relación madre e hija a través del teatro

Relación madre e hija a través del teatro

La obra El día en que cargué a mi madre combina el lenguaje corporal y la música para abordar la evolución de las relaciones entre madre e hija. En ella también se reafirma la autonomía de la mujer y su capacidad de tomar decisiones para construir su futuro.
© Foto: Cortesía Agárrate Catalina.

© Foto: Cortesía Agárrate Catalina.

Escribe: Franco Martínez (@fmartinez94)
El amor entre una madre y una hija no se acaba a pesar de la distancia, sino que se intensifica y se prolonga. Así lo demuestran las actrices Bernadette Broyeaux y su hija Soledad Ortiz, quienes después de estar ocho años alejadas se vuelven a reunir para presentar el espectáculo El día en que cargué a mi madre.

Propuesta teatral

Desde el 2008 Soledad radicó en Bélgica. Ahí estudió Circo, su pasión. En tanto, en Lima, Bernadette (55 años) retomó una deuda pendiente: su ilusión de dedicarse al arte. Al finalizar sus estudios en el Centro de Formación Actoral del Británico se comunicó con su hija para bosquejar juntas un proyecto escénico.
Como no podían hacerlo solas, decidieron convocar a la directora Paloma Carpio para la construcción de la obra. “Hay un valioso mensaje sobre la valoración del vínculo entre una hija y su madre, así como la capacidad de acompañar a la otra persona en las decisiones que tome para su futuro, sin intervenir y respetando su autonomía”, comenta Carpio.
En la puesta en escena se evidencian diferentes perspectivas que pueden tener las hijas y sus madres acerca de la vida. Antes existía una carga ideológica muy fuerte sobre los caminos a tomar. Ahora, el mundo ha cambiado de manera sustancial y esas mismas inquietudes pueden llevar a las personas por nuevos rumbos.
© Foto: Cortesía Agárrate Catalina.

© Foto: Cortesía Agárrate Catalina.

Testimonio de vida

La búsqueda de autonomía es la base del proyecto. Al optar por el teatro, Bernadette tuvo que tomar decisiones importantes en su vida. Una de ellas fue evaluar la relación con su esposo y decidir que le tocaba vivir por ella misma. Así empezó a construir su espacio propio, más allá del papel de esposa. Este es un ejemplo de los cambios en el rol de las mujeres en el mundo.
Durante el espectáculo se observa la evolución de las relaciones entre madre e hija, a partir del nacimiento. Se repasa la adolescencia y la juventud, etapas en las que se busca una mayor independencia, hasta llegar a una eventual despedida por la muerte del ser querido. También se evoca la figura de la abuela que conecta a tres generaciones de mujeres.
Para Carpio, la obra promete cautivar al público al reflejar la alegría y las tensiones que asumimos y reconocemos en nuestros vínculos fraternos y maternos. En ella se abordan diversas técnicas artísticas y se comparan diversos aspectos de las culturas sudamericanas  y europea, ya que ambas actrices tienes raíces peruanas y belgas.
© Foto: Cortesía Agárrate Catalina.

© Foto: Cortesía Agárrate Catalina.

Lenguaje escénico

El estudio de los movimientos corporales fue clave durante la elaboración del proyecto, porque ayudó a reflejar el vínculo entre madre e hija y el paso del tiempo. Esta labor se tradujo en metáforas sobre la cercanía y el alejamiento, inevitables en estas relaciones, así como algunos diálogos sobre las diferencias entre ambas mujeres.
En la obra se integran diversos tipos de lenguajes, según la etapa que se representa y la idea que se desea trasmitir a los asistentes. La directora también destaca el trabajo escenográfico, que recrea un jardín donde se comparten las vivencias de las protagonistas, y la música, con temas exclusivos para la obra y que identifican a cada actriz.
Como lo indica Carpio, esta propuesta logró concretarse porque las tres mujeres coincidieron en su inquietud por explorar el lenguaje escénico. “Hay gente que está regresando al país para desarrollar esta disciplina artística, además de instituciones como La Tarumba que buscan decir cosas distintas a través de este arte. Es un buen momento y estamos felices de aportar”.
© Foto: Cortesía Agárrate Catalina.

© Foto: Cortesía Agárrate Catalina.

Más datos

¿Cuándo? Del 15 de abril al 8 de mayo.
¿Dónde? Agárrate Catalina (av. 28 de Julio 277, Barranco).
¿A qué hora? Viernes y sábados, a las 8:30 p. m. Domingos, a las 7:30 p. m.
¿Cuánto? S/30 para el público en general. S/15 para estudiantes y jubilados.
Compre sus entradas aquí.