Sitios arqueológicos para visitar en Junín

Sitios arqueológicos para visitar en Junín

Los departamentos del centro del Perú conservan gran riqueza histórica que merece ser valorada. Uno de ellos es Junín, que cuenta con dos importantes atractivos arqueológicos. Aprovecha el feriado largo de Año Nuevo para conocer más sobre esta cultura. 
identidades_peruanas_ruta_arqueológica_huancayo_portada

© Foto: Difusión.

Las familias peruanas que se encuentran en Junín para recibir el Año Nuevo podrán aprovechar el feriado largo para visitar dos de los atractivos arqueológicos más importantes de este departamento del centro del país. Se trata de los complejos Warivilca y Arwaturo, que conservan una gran riqueza cultural e histórica que merece ser valorada.
El santuario de Warivilca, ubicado en el distrito de Huancán, en Huancayo, es considerado la cuna legendaria de la nación huanca. Según Sandro Bossio Suárez, investigador de la cultura de Junín, el escritor José María Arguedas fomentó la salvaguarda de este lugar, que conserva los restos arqueológicos de una población que se desarrolló entre los años 900 y 1200 después de Cristo.
Este patrimonio, edificado a base de barro y piedra, cuenta con gruesos muros y estrechos pasadizos que fueron utilizados como celdas para las víctimas sacrificadas en ofrenda a los dioses. Mientras que en el interior destaca los vestigios de una poza, en el exterior sobresale un manantial, rodeado por una pequeña construcción de piedras en donde se realizaba el pago a la tierra.
En tanto, el complejo Arwaturo se encuentra a 20 minutos de caminata desde el distrito de Ahuac, en la provincia de Chupaca. Este sitio arqueológico, declarado Patrimonio Cultural de la Nación, fue construido por los huancas en el periodo Intermedio Tardío. Está compuesta por 17 colcas, que eran utilizadas para el depósito de las ofrendas del inca.
Los alimentos que se guardaban en estas construcciones se orientan de sur a norte para que reciban los rayos del sol y se mantengan secos y frescos. Se contaba con puestos vigías a los cuatro lados del complejo, que permite divisar un gran panorama del valle del Mantaro, así como la cordillera Central, el nevado Huaytapallana y la laguna Ñahuinpuquio. (Artífice Comunicadores).