Victoria Villalobos, voz con identidad

Victoria Villalobos, voz con identidad

Ha crecido escuchando música criolla en la casa de su padre, en La Victoria. Hoy, con el respaldo de su formación académica, Victoria Villalobos interpreta valses y música negra con estilo personal que renueva acordes y melodías.

identidades-peruanas_VICTORIA-VILLALOBOS1

Escribe: Jesús Raymundo (@jesus_raymundo en Twitter) –
Con su intensa voz ha tatuado en su alma la esencia de su trabajo artístico, que se define en tres palabras: identidad, origen y raíz. Así crea y trasciende, sueña y reinventa, emociona y dibuja la felicidad. Victoria Villalobos, quien pasea su arte en cinco idiomas y géneros peruanos y extranjeros, es un ejemplo de que todo es posible cuando se educa el sonido que nace del ser y se comparte en los escenarios y en los discos.

Herencia y querencia

En la casa de su padre José Villalobos Cavero, dueño de la mayor producción de música negra en el Perú, conoció que la música es un idioma íntimo. Ahora que está de regreso, el reencuentro es interminable. Aunque ya no se organizan las jaranas de cuatro o cinco días, la vida se sigue escribiendo con voces, guitarras, cajón y quijada de burro. En la sala principal, las fotografías en gran formato del “Chino” Domínguez evocan el ambiente en que germinó su talento.
“Estas fiestas ya no existen”, me dice, sentada sobre un banco de cemento ubicado al final de un callejón. Hoy es sábado y la algarabía se vive desde el mediodía. Recuerda que a los amigos de su padre que llegaban a casa los llamaba cariñosamente ‘tíos’. Eran maestros criollismo. “Venía un grupo y se iba después de tomar, cantar y comer. Venía otro grupo y hacía lo mismo. Así era antes. Mi mamá cocinaba muy rico y mi papá era conocido por su música. Eran importantes”.
En este ambiente aprendió a tocar el cajón a los 3 años. El canto llegó después, cuando cursaba el cuarto año de secundaria y ya asistía al coro de San Marcos. Al terminar el colegio se animó a estudiar música, pero su padre le puso como condición seguir una carrera profesional. Entonces, postuló al Conservatorio Nacional de Música. A los 21 años ingresó al Conservatorio de La Plata y a los 24 se trasladó a la Facultad de Arte de la Universidad de Chile.
Lo suyo es tender puentes. Surca con naturalidad desde las expresiones populares a las académicas, y viceversa. En su etapa de formación, cuando empezó a cantar música clásica, arias de ópera y música barroca, surgieron los recuerdos de los géneros criollos que había escuchado y aprendido en casa. Así se ha consolidado como una intérprete que investiga los textos y recurre a las fuentes. Y sobre el escenario, no solo su voz transmite el arte, sino también todo lo que expresa su cuerpo.

identidades-peruanas_VICTORIA-VILLALOBOS2

Cautivante y ondulante

Los viajes realizados a Estados Unidos, Sudáfrica, Francia y países latinoamericanos han nutrido su cultura y su formación porque todos le han exigido gran preparación. Hace poco tuvo una gira de dos meses, que le permitió ofrecer su espectáculo a los franceses de 22 ciudades. “Ellos no necesitaban entender el texto en español porque mi voz recorría por toda su piel. En la música no hay necesidad de ser racional, sino solamente sentirla”.
Don José Villalobos Cavero vive orgulloso y satisfecho por los logros de su hija. “Llevar esta carrera cuesta mucho, sobre todo cuando se respetan principios y valores, pero cuando hay pasión y fortaleza, siempre se crece artísticamente”. En homenaje a él, prepara un disco que el próximo año presentará en Chile, Argentina y España. Este reunirá 12 temas del padre del festejo, quien también lo acompañará en el cajón y el coro.
Después surgirá otro disco personal que promete ser sorprendente y especial. “Voy a cantar temas de compositores peruanos en ritmo de rock, salsa y bossa nova, un poco de todo. No me gustan los arreglos con muchos instrumentos, sino que sean importantes y lleven mi voz a una comunión de frescura”. Más adelante vendrá otra producción en la que participarán artistas nacionales y realizará duetos con figuras internacionales.
Uno de sus tres discos si titula Horas de amor, con temas de Felipe Pinglo Alva. Hace poco interpretó un tema del bardo inmortal en la película Sigo siendo (Kachkaniraqmi)dirigida por Javier Corcuera. En su voz, el tiempo no es añejo, sino la historia es actual. “La música criolla debemos preservarla y aportar a su continuidad permanente”. En su caso, su perspectiva es universal.

identidades-peruanas_VICTORIA-VILLALOBOS3

Días de celebración

La música criolla significa raíz y fuente. Así lo sostiene Victoria Villalobos, quien ayer participó en el espectáculo “Así es mi Lima Criolla”, que la Municipalidad Metropolitana de Lima ofreció de manera gratuita en la Plaza de Armas de Lima, con ocasión de celebrar el Día de la Canción Criolla.
Lo suyo no solo es el género criollo, sino también abrazar los sentimientos de diversas regiones del país. El 22 de noviembre, ofrecerá su primer concierto de música andina junto al guitarrista y cantautor ayacuchano Manuelcha Prado. La cita será en el Teatro Peruano Japonés de Jesús María.
Considera que el Perú es universalmente mágico. “Es un país de lo más riquísimo, un país de muchas razas, colores, vertientes y sentimientos. Es un país grandioso y único”.